Factores de crecimiento

Medicina regenerativa: Plasma rico en Factores de crecimiento (PRP)

¿Qué es el Plasma rico en factores de crecimiento plaquetarios (Plasma rico en plaquetas)?

Es un concentrado líquido, compuesto principalmente por plasma y plaquetas de la propia sangre del paciente a tratar. Las plaquetas son células sanguíneas encargadas de producir la coagulación de la sangre y la cicatrización de heridas, gracias a su contenido en factores de crecimiento plaquetarios. Cuando hablamos de plasma rico es porque el número de plaquetas es multiplicado de 3 a 5 veces, mediante procesos de concentración.

¿Qué son los factores de crecimiento?

Son unas proteínas aolubles contenidas en las plaquetas, encargadas de transmitir señales a las células, para que estas empiecen a formar tejido nuevo. Inician el proceso de cicatrización de tejido conectivo, el proceso de regeneración y reparación de huesos, promueven el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos y estimulan el proceso de cicatrización de heridas.

¿En que casos se puede utilizar el Plasma Rico en Agentes Señalizadores?

Puede ser utilizado en todo tipo de patología del aparato locomotor, con un índice muy alto de éxito, pero sobre todo en:

  • Articulaciones (evitando o retrasando la cirugía de prótesisi de rodilla, cadera, hombro, etc…)
  • Tendones (epicondilitis, desgarros)
  • Fracturas óseas no consolidadas
  • Cirugía de prótesisis
  • Úlceras y llagas
  • Fascitis plantar

Será el médico traumatólogo quién decida y oriente, sobre el mejor tipo de tratamiento en cada caso.

¿Por qué es el método preferido por muchos especialistas y para todo tipo de paicentes?

No produce rechazo, ni contagio de ningún tipo ya que procede del propio paciente.

Es una herramienta que proporciona:

  • Una baja tasa de inflamación
  • Reduce la sensación de dolor
  • Reduce el sangrado
  • Reduce el tiempo de cicatrización
  • Reduce hematomas
  • Aumenta la adhesión entre tejidos

¿Cómo se obtiene el plasma rico en plaquetas – factores de crecimiento?

El proceso empieza por la extracción de 20 ml. a 40 ml. de sangre. La sangre es centrifugada hasta separar los componenetes sanguíneos. Una vez separados, se procede a la extracción del plasma con unos elementos específicos para tal fin.

Cuando el Doctor dispone del plasma rico, lo activa para su inmediata aplicación. Este proceso puede tener una duración de 15 a 20 minutos y los efectos se pueden comprobar a los pocos días, siendo recomendables un mínimo de dos a tres sesiones, de frecuencia semanal.

Belén García

Doctora en Medicina General, experta en Ozonoterapia

Las ventajas de los factores de crecimiento son una baja tasa de inflamación, reducen la sensación de dolor, el sangrado, el tiempo de cicatrización y lo hematomas, aumentan la adhesión entre tejidos

Solicita información

11 + 11 =

Share This